¿Existen alternativas a vivir del turismo en Mallorca?

¿Existen alternativas a vivir del turismo en Mallorca? La respuesta rápida es que si, pero claro, la dependencia del turismo en Mallorca, y en general en Baleares, es del 90% entre puestos directos e indirectos.

Pensar que es viable hacerlo en “cuatro” días y que además genere suficientes puestos de trabajo como para sustituir, si no plenamente, en un alto porcentaje los puestos de trabajo ocupados actualmente por el turismo, es otra cosa.

¿Qué propuestas o alternativas se están proponiendo?

El Covid-19 nos vino por sorpresa para algunos, y como agua de Mayo para otros, que entienden que el turista no debe de ser bien recibido. Es realmente bonito si no romántico, pensar en un Mallorca con aguas más limpias, calles despejadas de paseantes, escasos coches o precios de la vivienda más bajos, pero la realidad es que si no entran ingresos por el turismo, alguien tiene que pagar todas las comodidades y beneficios que nos gusta disfrutar, buenos hospitales, colegios, servicios públicos, depuradoras, Etc.

El gobierno apuesta por reducir el peso del turismo en toda la nación, algo que no se puede resolver de hoy para mañana. No viene mal pensar en alternativas al turismo, por supuesto, pero no por que de pronto estemos inmersos en una pandemia, pues mañana puede ser otra cosa. Se están proponiendo alternativas “Verdes”, como las energías renovables, economía azul, economía circular, Etc. La gran duda es que estas iniciativas sean capaces de igualar el volumen de empleo que genera el turismo, los servicios y la construcción en la misma cantidad a lo que se quiere sustituir.

Quizás lo más importante sea que estas medidas no son de rápida implementación, pues no consiste solo en cambiar todo un sector económico que lleva décadas tirando del país, si no que hay que cambiar mentalidades y costumbres muy arraigadas en nuestra cultura mediterránea, cosa que no se consigue en unos pocos años, y evidentemente, no tenemos tanto tiempo.

energías renovables, economía azul, economía circular
Energías renovables, economía azul, economía circular

La insularidad, ventajas y desventajas

El otro gran problema para Baleares, es su propia insularidad. Por un lado tiene la gran ventaja de que para llegar a las islas es preciso utilizar medios de locomoción como el avión o el barco, lo que limita el turismo masivo por carretera que pueden sufrir zonas próximas del levante peninsular, como Valencia o Murcia, en donde la segunda residencia, propicia salidas masivas los fines de semana, fiestas, puentes o en las vacaciones veraniegas.

Por otro lado, perjudica seriamente la implantación de industrias manufactureras, que debido al alto coste que conlleva el traslado de materias primas a las islas y su posterior distribución, frenan casi cualquier iniciativa que pueda tenerse en cuenta en cuanto a grandes generadores de empleo.

Conclusión

Si bien es cierto que vivir solo del turismo, o lo que es lo mismo, tener todos los huevos en una sola cesta es muy peligroso, como lo demuestra la actual situación que padecemos por el Covid-19, no es menos cierto que si bien no podemos vivir sin el turismo, se entiende indispensable emprender medidas urgentes en la búsqueda de alternativas que nos permitan no depender de este sector de forma tan importante.

Si necesitas información sobre nuestro servicio de alquiler de autobuses y minibuses con conductor, contacta con nosotros, estaremos encantados de informarte.

Teléfono:  +34 629 749 279

Si lo prefieres, también puedes enviarnos el siguiente formulario de contacto

¿Existen alternativas a vivir del turismo en Mallorca?